Un día como Health Coach

Un día como Health Coach

Soy una persona que se despierta contenta, con ánimo y agradecida por la oportunidad de un nuevo día, cada mañana me tomo unos minutos para establecer las intenciones y objetivos que tengo, con la firme convicción y decretando que será un gran día, lo que no significa que será perfecto, significa que a pesar de las dificultades que se puedan presentar, tendré la inteligencia y fuerza para hacer de cada problema una oportunidad.

Al levantarme acostumbro tomar media taza de agua tibia con limón y me voy a mi clase de yoga, al regreso de la clase hago un jugo verde en la licuadora, el cual considero mi desayuno, quien me conoce sabe que he hecho esto por muchos años, ¡me encanta!

Posteriormente me preparo para trabajar en algunas los artículos para mi blog, reviso mi correo y aprovecho este tiempo para compartir información interesante con la comunidad de The Healthy Style.

Debo confesar que no cocino todos los días, tomo este tema de forma práctica, cocinando sólo una vez diferentes alimentos que comemos por tres o cuatro días. Cuando me toca hacer esta actividad lo hago justo después de trabajar, me gusta hacer de la cocina un momento divertido, generalmente cocino escuchando música, preparo alimentos sencillos que pueda refrigerar, sin embargo, hay algo que me encanta y es probar un vegetal diferente cada semana, es impresionante la gran cantidad de opciones de vegetales que hay. El hacer esta actividad me ha ayudado a incluir nuevos vegetales y nuevas ideas de recetas a mi dieta diaria, te invito a que lo hagas.

Me da alegría y me llena de satisfacción decir que he encontrado mi propósito en la vida, que es, guiar a las personas para que logren mejorar su estado de salud y su calidad de vida contribuyendo a tener un mundo con seres humanos saludables y felices. Generalmente aprovecho las tardes para tener las consultas en línea y de ser posible personalmente con mis pacientes, es para mí un gusto y placer contar con cada uno de ellos y agradezco la confianza y la oportunidad que me dan al formar parte de su transformación permitiéndome cumplir mi propósito.

Por la noche, disfruto cenar en compañía de mi esposo donde aprovechamos el tiempo para compartir nuestro día, antes de ir a la cama hago algunas llamadas a mi familia y amigos en México, tener esa conexión a pesar de la distancia, alimenta el alma.

Mi día termina poniendo en orden algunas cosas pendientes en la casa. Me preparo para dormir no sin antes entretenerme un poco viendo alguna serie en la tele o leyendo un poco, sin dejar de hacer una meditación corta que me ayuda a descansar, especialmente en esos días de mayor actividad.

Y es así como se vive un día The Healthy Style,

Jessica Pineda